Conservación y restauración de libros [Parte 2]

Cajas de Conservación

Base

Tomar las medidas del libro. Colocar un trozo de cartón un poco más grande que el libro encima de un género (pieza A del dibujo 1). Luego se deja medio centímetro para ubicar el cartón del ancho de la solapa, se deja otro medio centímetro y se pone el cartón B del mismo tamaño del libro (ver dibujo 1) recortado al tamaño exacto del libro. Este medio centímetro se deja para dar flexibilidad a la caja al cerrarla.

Img1

Dibujo 1

Después doblar el género hacia los cartones, pegándoselos con cola fría. Para no formar bultos en los ángulos, corte con tijera en V en estos lugares. El resultado será una tira larga compuesta por el cartón A, la solapa y el cartón B.

De cartón se hace la caja A (ver dibujo 2), es un poco superior al ancho real del libro. Los ángulos se pegan con cola fría que se deja secar. Después se hace la caja B, que es del tamaño y altura exactos del libro. Se pega igual que la caja A. Una vez bien secas ambas cajas se forran con un género adecuado como lino, recomendándose colores que no cansen la vista, como beige, gris, negro, etc.

Dibujo 2

Dibujo 2

Para que no se formen bultos en ángulos, se cortan éstos (ver dibujo 3).

Dibujo 3

Dibujo 3

Al pegar el género es bueno usar una regla o una espátula de madera para que no quede un hueco entre la esquina que forman la cartulina y el género.

Una vez secas las cajas forradas, se pegan con cola fría en la tira larga de género sonde están las bases A y B. Obviamente se pega la caja A a la base A, y la caja B en la base B. Para hacer más estética la caja, se coloca un género que va desde el comienzo de la parte baja de la caja A hasta el otro extremo, o sea el final de la caja B, cubriendo de este modo el trozo de la solapa.

Cuando esté bien seca la caja, coloque su libro en el lugar B, idéntico al tamaño de su libro, y use el lado A como tapa. Cuando uno explica cómo fabricar la caja parece difícil, pero no lo es. Con la práctica se puede llegar a realizar verdaderas obras de arte.

Restauración

Si necesita sacar una hoja de un libro para restaurarla, coloque un hilo mojado en el lugardonde necesite cortar la hoja. En pocos minutos la hoja se suelta y usted podrá hacer el tratamiento respectivo, utilizando los métodos descritos en la publicación sobre el papel. Cuando la hoja está lista, se vuelve a pegar usaando engrudo, reforzando la unión con una tira de papel japonés libre de ácido.

Cómo reforzar la solapa y esquinas de un libro

Los daños graves deben dejarse a un especialista, peo hay cosas que sí se pueden hacer para mejorar su libro. Este es el caso del arreglo de la solapa. Para ello se levanta un poco el cuero de la tapa, que llega a la solapa en ambos lados, y se coloca una tira de cuero de cabra, cerdo y vacuno. Se corta una tira que sea 1 cm más larga que la solapa del libro (tapa y contratapa). Los bordes se rebajan con un cuchillo para que no sobresalga la unión entre el cuero de la tapa y solapa. La tira se pega con cola fría, dejando medio centímetro a ambos lados del libro y se doblan los dos extremos libres hacia adentro.

JAMÁS se debe pegar una solapa suelta con scotch o cinta adhesiva, ya que estos elementos producen un gran daño al libro, pues al tratar de sacarlos más adelante se sacará tambien un trozo de la solapa. Además, si la cinta adhesiva se deja mucho tiempo, se desprenderá dejando una mancha amarilla imborrable en la solapa.

Las esquinas rotas se pueden restaurar según lo explicado en la publicación sobre el cuero (Próximamente).

Cuando faltan esquinas en los libros, se pueden rehacer conotro trozo de cuero o madera, del mismo tipo, y se pegan al original. Si la tapa se ha roto al medio, péguela con cola fría, pero es bueno reforzar esta unión mediante tiras transversales de cuero o madera. Antes de pegar estas tiras, se rebaja la superficie de contacto para que éstas no sobresalgan.

A veces, en la restauración, no se encuentra el mismo color del cuero. En ese caso hay que teñirlo antes de usarlo de modo que no resalte. Si la tapa de cuero presenta faltantes, éstos se pueden rellenar con engrudo y polvo de cuero o apéndice de vacuno molido; con éstos ingrdientes se hace una pasta con que se rellana el faltante. Después se seca y se pinta. Si un trozo de cuero se ha levantado, inyecte cola fría debajo de la zona afectada y pegue nuevamente el cuero.

Para revivir tapas de cuero o pergamino, vea la publicación sobre cuero.

Fuente: Theile Bruhms, J. M. (1991). El A.B.C. de la conservación: guía práctica para la conservación y restauración de objetos y obras de arte (1ª ed.). Santiago, Chile: Arrayán Editores.

 Conservación y restauración de Libros [Parte 1]

  • Libros de Cuero
  • Libros con cubierta de pergamino
  • Libros con tapa de lino
  • Libros con tapas de cartón
  • Lo que NO se debe hacer con su libro
  • En cambio, ¡Trate su libro con cariño!
  • Estanterias

Conservación y restauración de Libros [Parte 2]

  • Caja de Conservación
    • Base
  • Restauración
  • Cómo reforzar la solapa y las esquinas de un libro

Acerca de Jonatan Yáñez

Bibliotecario Documentalista | Administrador del blog @BiblioHuron y Director de @LecturasenelSur | #Lector, #Scout y #DogLover

Publicado el 04/01/2014 en Bibliotecología, Conservación y Restauración y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: