5 defectos de los libros electrónicos que exigen solución

Los defectos de los libros electrónicos tienen solución y urge que las editoriales se pongan las pilas al respecto. Los e-books tienen grandes ventajas, ya lo sabemos: son prácticos, asequibles, se almacenan fácilmente. La mayoría de los lectores de libros digitales coincidimos en que su lectura es tan placentera como la de libros impresos. Incluso existen estudios que comprueba que el uso de e-readers ha incrementado los índices generales de lectura.

Sin embargo, los defectos de los libros electrónicos oscurecen el panorama. No se presentan en todos ellos, pero debemos reconocer que, a grandes rasgos, las ediciones digitales no están tan cuidadas como las impresas.

Hay quienes opinan que los lectores de libros electrónicos no son tan exigentes como los lectores tradicionales, lo cual resulta absurdo y discriminatorio. Se trata de mejorar la experiencia, no de empobrecerla. De hecho, algunos lectores de e-books deciden abandonar las tiendas virtuales y se refugian en las webs de descargas, en donde los libros a veces tienen menos erratas y con suerte están mejor maquetados.

Cuesta trabajo creerlo, pero en este tipo de sitios una se encuentra cada vez con libros de mejor calidad. Definitivamente, las tiendas virtuales en general, y Amazon en particular, necesitan solucionar los defectos más comunes. No importa cuál sea el formato: un libro debe tener ciertas características para ser considerado como tal.

  1. La cubierta. Los libros digitales no necesitan una pasta dura, obvio, eso no tendría sentido. Pero los lectores queremos encontrarnos con una cubierta que refleje cierta propuesta gráfica. Y claro, existen libros cuyo diseño editorial minimalista concuerda por completo con un par de líneas de texto a manera de cubierta. Pero no todos pueden darse ese lujo. Así que, editores digitales, pongan atención a este aspecto.
  2. La página legal. No se vale que las páginas legales contengan sólo algunos de los datos requeridos. A los lectores nos gusta saber el título del libro en su idioma original, el año de su primera publicación y los años de las ediciones anteriores. Un libro sin página legal denota falta de trabajo editorial.
  3. El índice. Los índices son indispensables, son el punto de partida fundamental para acceder a los contenidos de un libro. Que seamos lectores de libros electrónicos no significa que leamos en desorden ni que no hagamos consultas constantes. Hasta los videojuegos tienen menús. Así que no es justo que se nos prive de índices. Por fortuna, muchos libros digitales los tienen. Pero todavía existen varios de ellos que descuidan este aspecto. La carencia se acentúa si consideramos que el soporte digital nos impide hojear en busca de pasajes. Imperdonable.
  4. El problema de los formatos. Esto limita mucho nuestra capacidad de leer en donde queramos, en cualquier dispositivo. Y además dificulta que compartamos nuestras lecturas. Compartir lo que se leees parte del encanto, un derecho fundamental. Por otra parte, deberíamos poder descargar y modificar los formatos de los libros que compramos.
  5. La maquetación. Una de repente se encuentra con libros que tienen saltos de página en donde no debería haberlos, con párrafos sin indicadores visuales (puesto que comienzan sin doble espacio ni sangría), con líneas huérfanas y viudas… Y así no se puede leer. Una cosa es que los libros digitales sean más baratos y otra que se sacrifiquen aspectos tan elementales como éstos. No a la conversión apresurada de formatos. Es cosa de poner cuidado: este defecto se soluciona con paciencia y con trabajo. Los lectores lo merecemos.

También hay que reconocerlo: muchos libros electrónicos están bien editados, y de repente es posible encontrarse con uno que otro sin defectos. En el caso de Kindle, además, es una gran ventaja que podamos notificar al editor de las erratas que encontremos y que se les dé seguimiento. Pero… siendo francos, todavía hay muchos libros digitales que presentan uno o más de estos errores imperdonables. Así que urge su solución.

Fuentee

Acerca de Jonatan Yáñez

Bibliotecario Documentalista | Administrador del blog @BiblioHuron y Director de @LecturasenelSur | #Lector, #Scout y #DogLover

Publicado el 04/21/2013 en Digitales, Libros y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. BIBLIOTECA VISUAL ES UN SOFTWARE O PROGRAMA PARA GESTIONAR BIBLIOTECAS Y LIBRERÍAS EN WINDOWS
    Descarga desde: https://sites.google.com/site/bibliotecavisual/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: