Una forma de conocernos interiormente!

La alquimia mental está dada por la transmutación de las densas partículas de la mente consciente en sutiles, es decir se pasa a pensar mejor manera más natural y se condiciona al subconsciente con pensamientos positivos que nos rodean de lo positivo. La alquimia cerebral está dada por el desarrollo del cerebro inducido por la fuerza de los pensamientos positivos que crean nueva materia y permiten el natural fluir del rio de elevados pensamientos.

Nuestro tiempo necesita hoy más que nunca la sabiduría del mago. Una sabiduría que nos conduzca al mundo de la libertad y el milagro.

Deepak Chopra

Un mago puede convertir el temor en alegría, la frustración en realización. Un mago puede convertir lo temporal en eterno.

merlin_mago

¿Qué es un mago?

MagoEs aquel que todos poseemos en nuetro interior. Es alguien capaz de “transformar” nuestros temores, odios, verguenzas e ignorancia en lo precioso, el amor y la realización. Por lo tanto hay un mago dentro de cada uno de nosotros, un mago que lo ve y lo sabe todo. Una vez que descubramos nuestro mago interior, la enseñanza vendrá por si sola.

Antiguamente los magos utilizaban conocimiento sobre alquimia (que era el arte de convertir un metal inferior en oro). Pero el poder de la alquimia posee un valor supremo; convierte a los seres humanos en oro.

Por lo tanto “aquel” que puede enseñarnos a realizarnos como seres humanos llenos de amor, es por definición, un “Alquimista”, es un verdadero mago que habita en nuestro interior. Es aquel que nos guía por el camino de la transformacion espiritual para elevarnos hacia el reino de los milagros y alcanzar nuestros deceos de amor y plenitud.

¿Quién soy yo?

Es la única pregunta que vale hacerse y la única que nunca se responde. Nuestro destino es representar una infinidad de papeles; pero esos papeles no somos nosotros mismos.

El espíritu no tiene un lugar, pero deja atrás de sí una huella que llamamos cuerpo.

¿Quién puede decirnos quienes somos en realidad?

El hecho de que conozcas mi rostro no significa que “me conozcas”, vivimos llenos de limitaciones; a cada cosa le ponemos un rótulo y una definición. En nuestra vida como seres mortales lo primero que nos limita son los nombres. Nuestro nombre es una especie de rótulo que dice que nos llamamos “así”, que nacemos en determinado lugar, en determinada hora, que pertenecemos a determinada familia. Con el correr de los años el nombre define otras cosas. Por ejemplo, que vayamos a determinada escuela y que sigamos determinada profesión.

Cuando se llega a los treinta, nuestra identidad está encerrada en un cajon lleno de palabras, de rotulos, que pretenden definirnos como personas. Por ejemplo “Dr. Perez, licenciado en Medicina; católico, educado en la Universidad de…., casado, buen padre de familia”, “María, esposa de…, ama de casa, mamá de…”.

¿Alguien puede saber quién es realmente atrás de cada uno de estos disfraces? Disfraces que iremos adoptando de acuerdo a la circustancia que nos toque vivir.

Más allá de todos estos rotulos que tenemos a lo largo de nuestra vida ¿quiénes somos en realidad cuando estamos a solas con nosotros mismos? Cada rótulo existente en nuestra vida, atrapa a nuestro espíritu incondicionado, rodeandolo de limitaciones y de condiciones. Estas limitaciones se refieren a nuestro cuerpo en realidad, que pareciera en cierto modo que nos definen como personas y nada está más lejos de ser real. Todos absolutamente todos somos mucho más que un cuerpo y que cada definición y rótulo que pretendan decir quienes somos. Nuestro destino es representar una infinidad de papeles en la vida, pero esos papeles no somos nosotros mismos. Nuestro espíritu habita en un maravilloso templo que es nuestro cuerpo y que lo vamos limitando con cada rótulo.

En nuestro cuerpo llevamos colgados nuestras creencias, nuestros temores, sueños, prejuicios y todo se manifiesta en cada palabra, en cada gesto, en cada sonrisa y en cada mirada.

Pasamos por la vida representando papeles y cada papel que actuamos es una limitación. Lamayor parte del tiempo nos experimentamos a través de una limitación. “Algo” o “alguien” o un determinado lugar nos dice en nuestra mente si esto que hacemos está bien o está mal y que aquí, en este lugar debemos comportarnos de esta manera.

Creemos que asumir una gran número de papeles en esta sociedad tan demandante y exigente en que vivimos significa ser “completos”.

Dejar de representar papeles es de por sí difícil, pero hay un momento en la mañana, cuando despertamos, ese instante donde ningún pensamiento viene a nuestra mente… es un instante de consciencia pura, somos nosotros mismos.

Esta experiencia de simplicidad se repite en pequeños momentos al día pero no nos damos cuenta. Nos identificamos con cada pensamiento. Sin embargo, en realidad “no somos lo que pensamos“.

Es difícil creer esto ¿no? Pero los pensamientos que pasan por la cabeza no son nuestros, le pertenecen al nombre que tenemos, al lugar donde estamospensando y a la situación que en ese momento estamos viviendo. Por ejemplo: si tú, que estas leyendo esto eres hombre y estas preocupado por tu hijo, no eres tú el que tiene estos pensamientos, es “el padre”, es el papel que en ese momento estás adoptando para esa situación.

Cada papel que adoptamos tiene su gran importancia, pero llega el momento en que esos papeles terminan y entonces debemos confrontarnos con la eterna pregunta: ¿Quiénes somos en realidad? Enigma que jamás descifraremos. Sin embargo creo que podemos trascender más  allá de cada uno de nuestros papeles.

Si puedes encontrarte a ti mismo en la belleza de una flor, si puedes reconocerte en el sufrimiento ajeno, te habrás encontrado a ti mismo. Somos “uno” con el “todo” de la Creación Divina, no lo olvides.

Uno es Todo. Todo es Uno

Acerca de Jonatan Yáñez

Bibliotecario Documentalista | Administrador del blog @BiblioHuron y Director de @LecturasenelSur | #Lector, #Scout y #DogLover

Publicado el 12/30/2012 en Alquimia Espiritual, Tiempo Libre y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: